sábado, 28 de abril de 2012

MOUSAKA


La mousaka es un plato tradicional de la cocina griega, aunque su origen es del Medio Oriente y de los Balcanes. Los ingredientes principales son las berenjenas y la carne de cordero,  también  podemos utilizar carne de ternera.

INGREDIENTES


3 Berenjenas grandes

1/2 Kg. de patatas

1 Cebolla grande

1/2 Kg. de carne picada de cordero (o ternera)

1/2 Kg. de tomates. Yo los he sustituido por una salsa de tomate hecha en la thermomix  utilizando 1 bote de tomate natural triturado, 1 cebolla, 2 zanahorias, AOVE, y especias.

1 Vaso de vino blanco

1/2 Cucharadita de canela molida

1 Cucharadita de azúcar

1 Ramillete de perejil

4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra, (AOVE).

Sal, y pimienta al gusto.

Queso rallado para gratinar.

PARA LA BECHAMEL

650 Gr. de leche 

50 Gr. de AOVE o de mantequilla

50 Gr. de harina

Sal, pimienta y una pizca de nuez moscada.

PREPARACIÓN

Lavamos, cortamos las puntas de las berenjenas y las utilizamos sin pelar. Como a veces está un poco dura, yo prefiero quitarles parte de ella.


Las cortamos en rodajas de 1 cm.  y las ponemos en un recipiente con sal por las dos caras, para que pierdan el amargor. Las dejamos así media hora como mínimo. Pasado ese tiempo las lavamos para quitarles la sal y las secamos con papel de cocina.


Mientras tanto picamos la cebolla y la sofreímos en 4 cucharadas de AOVE, sazonada hasta que esté transparente.


Incorporamos la carne picada. Como la carne de cordero no es habitual encontrarla picada, podéis comprar una pierna y pedirle al carnicero que la deshuese y la pique.


Cuando esté algo dorada añadimos los tomates rallados, (si lo vamos a hacer con salsa de tomate, la echamos más tarde), vertemos el vino y dejamos cocinar hasta que se evapore.


Si utilizamos  salsa de tomate, es el momento de echar 3 o 4 cucharadas de la misma, salpimentamos, echamos la canela, el azúcar y el perejil picado.


Cocemos unos minutos hasta que la salsa quede hecha. Reservamos.


A la vez que estamos preparando la salsa con la cebolla, la carne y los demás ingredientes, en otra sartén preparamos las patatas y las berenjenas. En la receta original se cortan en rodajas y se fríen. Yo he preparado una versión más ligera y las he hecho a la plancha con unas gotas de aceite, ya que las berenjenas absorben mucho aceite al freirlas. Cortamos las patatas en rodajas finas y las pasamos por la plancha con un poco de aceite a fuego medio, cuando estén doradas, les damos la vuelta. Comprobamos que estén blandas pinchándolas con un cuchillo.


Repetimos la operación con las berenjenas.


Engrasamos con un poco de AOVE el fondo de una fuente de horno. Colocamos las patatas .


La carne picada la dividimos en dos  y extendemos la primera parte cubriendo las patatas.


Sobre la carne picada colocamos la mitad de las berenjenas. Les ponemos encima un poco de la salsa de tomate, si hemos optado por hacerlo con salsa en vez de freír los tomates.


Colocamos el resto de carne picada sobre las berenjenas.


Ahora, otra capa de berenjenas y salsa de tomate encima.


Preparamos una bechamel con los ingredientes indicados y la vertemos sobre las berenjenas de forma que cubra todo.


Echamos el queso rallado cubriendo la bechamel. Metemos la fuente al horno a 180º unos 30 minutos y gratinamos para que se dore la superficie.


Servimos caliente. Ha quedado de lujo, aunque reconozco que lleva un buen rato prepararla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.