jueves, 31 de mayo de 2012

POLLO EN ESCABECHE


Esta forma de cocinar el pollo es fácil, rápida y de un resultado excelente. En verano me encanta hacerla, tenerlo en el frigorífico, sacarlo y comerlo así, frío, se forma una gelatina con la salsa que resulta sabrosísima. También lo podemos tomar del tiempo o templado. Si lo desmenuzamos y lo ponemos en una ensalada  queda estupendo.

INGREDIENTES


1 Pollo troceado

3 hojas de laurel

1 Cucharada de bolas de pimienta

1 Cabeza de ajos

1 Vaso, de los de agua, no lleno del todo de aceite de oliva virgen extra, (AOVE)

1 Vaso, de los de agua, no lleno del todo de vinagre 

Sal

PREPARACIÓN

Yo he comprado un pollo entero y lo he troceado en casa a mi gusto. También le he quitado la piel, por eso del colesterol, a todo menos a las alitas. Lo he cocinado en la olla a presión, si queremos lo podemos hacer en una olla normal, con un poco más de tiempo. Salamos el pollo y ponemos en la olla todos los ingredientes en crudo. La cabeza de ajos la he abierto y puesto los dientes sin pelar.


Cerramos la olla y cocinamos 15 minutos desde que salga el vapor. Si lo hacemos en una olla normal, lo cocinamos a fuego lento hasta que el pollo esté hecho, una medía hora. Abrimos la olla, probamos la salsa y rectificamos de sal si procede.


Lo tomamos templado, del tiempo o frío. De un día para otro mejora bastante pues el pollo absorbe mejor todos los sabores. La siguiente foto está hecha al día siguiente y recién sacado del frigorífico. Podemos observar la gelatina de la salsa.


martes, 29 de mayo de 2012

MOJO VERDE DE CILANTRO


El mojo picón verde de cilantro es una salsa canaria que sirve para acompañar pescados, patatas asadas, las típicas "papas arrugás" canarias, etc. Al mojo verde se le pueden añadir diferentes ingredientes como pimienta verde, guindillas, pimiento verde...En esta receta hemos preparado uno muy sencillo y cada uno, según su gusto...  Simplemente, de acompañamiento de un pescado cocido o a la plancha, al que añadimos unas patatas cocidas o asadas, está riquísimo.

INGREDIENTES


3 Dientes de ajo

1 Manojo de cilantro

Unas hojas de perejil

150 gr. de aceite de oliva virgen extra, (AOVE)

15 Gr. de vinagre de vino blanco

1/2 Cucharadita de comino en polvo

Sal

PREPARACIÓN


He utilizado la thermomix para triturar todo, igual lo podemos hacer con cualquier batidora y si estamos con ánimo a mano con un buen mortero.

Si queremos, para que sea más digestivo, le quitamos a los dientes de ajo los brotes que tienen en el centro y los desechamos.


Echamos en el vaso los dientes de ajo, el cilantro, el perejil y el comino. Trituramos 5 segundos a velocidad 7. Incorporamos la sal, el AOVE y el vinagre.


Programamos 3 minutos a velocidad 7-10 para ligar bien la salsa. Si lo hacemos con una batidora normal, la ponemos a velocidad máxima unos minutos hasta que quede todo bien ligado.




Podemos conservarlo en el frigorífico bastantes días.


jueves, 24 de mayo de 2012

BOLLOS DE BATH


Estos bollos, hechos de forma manual han salido fantásticos. En principio para adornar deberían llevar azúcar granulada, pero no es fácil de encontrar, así que le he puesto azúcar blanca normal y más tarde daré una alternativa. El único inconveniente de esta receta es el tiempo de reposo de la masa. Yo empecé a  primera hora de la mañana y los metí en el horno a las 9 de la noche, claro que no tienes que estar mirando como leva, mientras tanto se pueden hacer otras cosas.

INGREDIENTES


PARA LA MASA DE FERMENTO

125 Gr. de harina de fuerza

125 Gr. de agua templada

5 Gr. de levadura prensada de panadero

PARA LA MASA

450 Gr. de harina de fuerza

La masa de fermento 

10 Gr. de levadura prensada de panadero

125 Gr. de mantequilla a temperatura ambiente

60 Gr. de azúcar 

150 Gr. de leche

2 Huevos

1/2 Cucharadita de sal

PARA EL GLASEADO

2 Cucharadas de leche

75 Gr. de azúcar

PREPARACIÓN

Empezamos por preparar la masa de fermento. Ponemos los 125 gr. de agua templada en un cuenco, desmenuzamos los 5 Gr. de levadura y la disolvemos en el agua.


Añadimos los 125 gr. de harina de fuerza. Mezclamos todo con una cuchara de madera.


Tapamos la masa con un paño, colocamos el bol en un sitio caldeado y fuera de corrientes. Dejamos reposar de 2 1/2 a 3 horas. La masa crece y tiene el aspecto que vemos en la siguiente foto.


Una vez obtenida la masa de fermento, vamos con la masa de los bollos. En un bol grande echamos la leche templada, añadimos la levadura prensada desmenuzada y la mezclamos. Añadimos el resto de ingredientes de la masa, incluso toda la masa de fermento. 


Mezclamos todo y terminamos amasando con la mano. Ahora viene la parte más trabajosa de toda la receta. Preparamos la mesa de trabajo, echamos la masa y vamos amasando con las manos, sin añadir más harina, golpeando la masa contra la mesa unos 20 minutos. La masa, que al principio está muy pegajosa, poco a poco se va volviendo más elástica. Pasado el tiempo de amasado y golpeado, hacemos una bola, enharinamos un poco el bol, tapamos con un paño y dejamos reposar en sitio caldeado 1 hora. 


Volvemos a echar la bola de masa a la mesa de trabajo, ligeramente enharinada,  la aplastamos un poco, le damos un amasado  ligero, volvemos a formar la bola y la dejamos reposar otra hora tapada con un paño en sitio caldeado.


Ahora vamos a formar los bollos. Cortamos la masa por la mitad, ahora cada mitad la volvemos a cortar por la mitad y cada uno de los trozos resultantes los cortamos en tres trozos, de manera que al final hemos obtenido 12 trozos de masa más o menos iguales y de un peso aproximado de 90 gramos. Cada uno de esos trozos los cogemos y hacemos una bola que iremos colocando en una bandeja de horno enharinada. Hay que dejar bastante espacio entre las bolas doblarán su volumen. Yo he utilizado dos  bandejas de horno y he colocado 6 bollos en cada una de ellas.


Colocamos las bandejas en un sitio sin corrientes de aire y caldeado, las tapamos con un paño y las dejamos reposar por última vez hasta que doblen su volumen, unas tres horas.


Vamos a preparar el glaseado. Calentamos las dos cucharadas de leche, añadimos los 75 Gr. de azúcar  y movemos con una cuchara hasta que el azúcar quede disuelto en la leche.


Pintamos los bollos con mucha suavidad para que no se bajen.


Por fin los tenemos preparados para hornear.


Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo y los metemos unos 20 minutos, hasta que los veamos dorados a nuestro gusto. Los sacamos del horno y sin que se enfríen los volvemos a pintar con el glaseado que habíamos preparado. Por último espolvoreamos abundante azúcar por encima. Si hemos encontrado el azúcar granulado, lo hacemos con él.




Otra opción que queda estupenda y de la que os hablaba al principio de la receta es la siguiente. Ponemos en un cuenco unas cucharadas de azúcar, le añadimos unas gotas de agua y mezclamos. Esto lo ponemos sobre los bollos antes de hornear.


Y queda así.



martes, 22 de mayo de 2012

MANITAS DE CERDO CON GARBANZOS


INGREDIENTES


Vamos  a dividirlos en dos partes, primero coceremos las manitas de cerdo y una vez cocidas les pondremos la salsa.

PARA COCER LAS MANITAS


6 Manitas de cerdo, le decimos al carnicero que las corte por la mitad longitudinalmente y luego cada mitad que la parta en dos.

2 Hojas de laurel

1 Cebolla

1 Ramita de tomillo

Sal y agua para cocerlas

PARA LA SALSA Y TERMINAR EL PLATO



Las manitas de cerdo, ya cocidas y parte del caldo de la cocción.

200 Gr.  de garbanzos que pusimos en remojo la noche anterior

1 Cebolla

4 Dientes de ajo

3 Cayenas

1 Puñado de almendras crudas

4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra, (AOVE)

1 Cucharadita de pimentón dulce

PREPARACIÓN


Empezaremos cociendo las manitas. En primer lugar las lavamos bien con agua caliente. Las ponemos en la olla a presión con un poco de sal, la cebolla cortada en 4, las dos hojas de laurel, la ramita de tomillo y las cubrimos de agua. En la olla a presión se cocerán en 20 o 25 minutos, si las cocemos a fuego lento en una olla normal, estarán cerca de 2 horas.


Esperamos a que cuezan unos minutos y quitamos toda la espuma que se forma en la superficie, que son impurezas.


Tapamos la olla y las tenemos 20 o 25 minutos desde que sale el vapor. El tiempo depende de la olla. Comprobamos que están tiernas y si no, las tenemos unos minutos más.
 

Sacamos las manitas y colamos el caldo. Volvemos a poner el caldo en la olla y metemos los garbanzos. Los tendremos cociendo unos 15 minutos desde que salga el vapor. Comprobamos que están tiernos y los sacamos a un plato.



Mientras cuecen los garbanzos, con un tenedor, un cuchillo y un poco de paciencia deshuesamos las manitas procurando no romperlas demasiado.


Colocamos en el fuego una olla con 4 cucharadas de AOVE, le añadimos la cebolla y los dientes de ajo picados. Agregamos las cayenas.


Mientras se va pochando, ponemos en un mortero las almendras y las machacamos sin pasarnos, de forma que luego encontremos los trocitos pequeños. 


Cuando la cebolla está transparente, añadimos las almendras picadas.



Cuando se tuesten un poco las almendras agregamos el pimentón, le damos unas vueltas y enseguida añadimos algo de caldo del que habíamos reservado de la cocción de las manitas, para que no se queme el pimentón.


Incorporamos las manitas deshuesadas y los garbanzos. Añadimos un poco de caldo para que quede todo medio cubierto.


Probamos de sal y rectificamos si procede. Dejamos cocer todo junto 10 minutos para que se mezclen los sabores. Retiramos las cayenas y estará listo para servir muy caliente.



Si lo dejamos de un día para otro,todavía estará mejor.


lunes, 21 de mayo de 2012

ZARANGOLLO MURCIANO


El zarangollo murciano lo podemos hacer de varias formas, en cada casa tienen la suya, hay quién le pone patata y a veces también  lo hago sin huevo, depende de lo que me apetezca. 

INGREDIENTES


3 Calabacines medianos

1 Cebolla grande

4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra, (AOVE)

4 huevos

Sal 

Pimienta, (opcional)

PREPARACIÓN

Pelamos y picamos la cebolla, ponemos en la sartén  las 4 cucharadas de AOVE, echamos la cebolla, le agregamos un poco de sal y la dejamos pochar,  moviéndola de vez en cuando.


Mientras tanto preparamos el calabacín. Podemos utilizarlo con piel o sin ella, o también quitándole solo parte de la misma. Lo cortamos en cuadraditos pequeños.


Ya tenemos la cebolla transparente, empezando a dorarse.


Le añadimos el calabacín, salamos y ponemos un poco de pimienta recién molida, (opcional). Mezclamos todo y lo dejamos a fuego medio hasta que el calabacín esté hecho, moviéndolo de vez en cuando.



Si queremos hacerlo sin huevo, dejamos que se dore un poco y estará listo para comer.


Si decidimos ponerle huevo, los batimos ligeramente y los añadimos a la sartén.


Removemos para que se mezcle el huevo con el resto de ingredientes y estará terminado. Lo podemos comer caliente o del tiempo.