sábado, 9 de marzo de 2013

TORRIJAS AL AROMA DE PEDRO XIMÉNEZ


Ya es época de torrijas. Me encantan. Esta vez, partiendo de unas torrijas clásicas, les he dado un toque especial con un vino dulce de jerez, Pedro Ximénez. Podemos sustituir el Pedro Ximénez por cualquier vino dulce, un Málaga Virgen, un moscatel, etc.

INGREDIENTES



Una barra de pan del día anterior. Esta era de 450 gr.

1 Litro de leche (me ha sobrado 1/2 vaso)

1 Copita de Pedro Ximénez

9 Cucharadas de azúcar para la leche y 3 cucharadas más para rebozarlas

La piel de 1/2 naranja o de 1 limón. Sólo la parte de color, sin nada blanco

1 Palito de canela

1 Cucharadita de canela

3 Huevos

PREPARACIÓN

Ponemos un cazo al fuego con la leche, las 9 cucharadas de azúcar y el palito de canela. Disolvemos el azúcar y dejamos hervir un par de minutos. Retiramos la canela y la piel de naranja.


El pan lo cortamos en rebanadas de 2 cm. de grueso, como vemos en la foto de los ingredientes. Echamos la leche en un bol y vamos remojando las rebanadas de pan, girándolas para que se empapen bien. Las dejamos unos segundos  Cuanto mas las remojemos, mas jugosas saldrán las torrijas pero más difícil será manejarlas.


Las vamos poniendo en platos que reposen un rato y sin poner unas sobre otras.


Es el momento de ponerles el Pedro Ximénez. Yo he utilizado un pulverizador.


Les pulverizamos el vino por encima, dos o tres pulverizaciones por torrija. Ya depende de lo que queramos que cojan el sabor del vino dulce. Con dos o tres,  adquieren un poco de aroma sin llegar a saber demasiado.  Es cuestión de gustos. Si no tenemos pulverizador les podemos dar unas pinceladas mojando el pincel en el vino.


En un plato mezclamos 3 cucharadas de azúcar con un poco de canela en polvo, para rebozar las torrijas cuando estén fritas.


Preparamos una sartén con abundante aceite de oliva, la ponemos al fuego y mientras se va calentando batimos los huevos, rebozamos las torrijas por ambas caras y moviéndolas con mucho cuidado pues si están muy empapadas en la leche se pueden romper. Yo lo hago con dos tenedores, sacándolas como vemos en la foto.


Las echamos a la sartén y las freímos por los dos lados hasta que estén doradas a nuestro gusto.


Las sacamos y las dejamos reposar en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante. A continuación las pasamos por el plato con el azúcar y canela.


Las ponemos en una fuente y listas para tomar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.