martes, 25 de febrero de 2014

SAQUITOS DE CALABACÍN CON QUESO DE CABRA


Estos saquitos de calabacín, queso de cabra y piñones, hechos con masa Filo, están riquísimos, son fáciles de hacer y de verdad que sorprenden, quedan crujientes por fuera y jugosos por dentro, el queso de cabra queda fundido. El resultado me ha encantado. 

INGREDIENTES (Para 4 saquitos)



8 Hojas de pasta filo de 30 x 40 cm aproximadamente. Dos hojas por saquito.

1 Calabacín mediano

4 Rebanadas de queso de rulo de cabra de 1,5 cm de grueso

4 Cucharadas de cebolla caramelizada

1 Cucharada de mantequilla

2 Cucharadas de piñones

1 Cucharada de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Sal

PREPARACIÓN

Pelamos el calabacín, lo cortamos en dados de 1 cm. de lado aproximadamente, ponemos la cucharada de AOVE en la sartén y echamos los daditos de calabacín, le ponemos un poquito de sal y lo salteamos a fuego medio unos minutos, hasta que se pongan un poco blandos. Los apartamos y reservamos.



Ponemos unas gotas de AOVE en una sartén y tostamos los piñones, con cuidado para que no se quemen. En cuanto se pongan dorados, los sacamos y reservamos.


Sacamos la masa filo, cortamos las hojas por la mitad y el resto del paquete lo cerramos bien y lo guardamos en el frigorífoco para que no se sequen las hojas, pues se partirían al manejarlas y no nos servirían.



Fundimos la mantequilla en el microondas.


Ponemos la primera media hoja en la mesa de trabajo, pintamos toda su superficie con la mantequilla derretida.


Ponemos otra media hoja sobre la anterior en sentido contrario, la volvemos a pintar con mantequilla y así hasta poner 4 medias hojas, pintamos cada una de ellas con la mantequilla.


Colocamos en el centro la rebanada de queso de cabra.


Sobre esta ponemos una cucharada grande del calabacín.


Encima ponemos una cucharada de cebolla caramelizada. La receta la podéis ver aquí: CEBOLLA CARAMELIZADA. Sobre la cebolla colocamos unos piñones tostados.


Cerramos el saquito. Podemos ponerle, como vemos en la foto, un cebollino para atarlo, pero no hace falta, simplemente girando y presionando un poco las hojas de masa filo se quedan formados. Engrasamos la placa del horno, o bandeja donde vamos a hornearlos y los ponemos encima.



 El horno le precalentamos a 180º  mientras formamos los saquitos y metemos la bandeja en el horno hasta que estén dorados, aproximadamente 15 minutos. Los retiramos y servimos.



4 comentarios:

  1. Veo que sigues con la masa filo. Así que como te dije en la entrada anterior, tengo que probarla en casa. Me apunto estos saquitos, aunque sustituiré el queso de cabra por otro menos fuerte, ya que una no es muy amante del queso... Eso sí, al final, seguro que me aficionas a la masa...

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes ponerle un queso con menos sabor, por ejemplo un Philadelphia. La verdad es que la masa filo da mucho juego, casi cualquier cosa que pongas dentro queda bien.

      Saludos

      Eliminar
  2. Pues si que se ven faciles, pero aun tienen que ser mas deliciosos, me han encantado. Mil besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que vale la pena hacerlos. Me estoy aficionando a la masa Filo.

      Saludos

      Eliminar

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.