jueves, 28 de septiembre de 2017

HUEVOS RELLENOS DE ATÚN


Esta receta es un clásico de la cocina,  de los de toda la vida. Un plato rápido de hacer, riquísimo y que no creo que haya nadie al que no le guste. Como lo preparamos con antelación lo tenemos en el frigorífico y vamos sacándolo según nos apetezca. Lo he preparado con lactonesa, pero igualmente lo podemos hacer con mayonesa, aunque con la primera lo podemos conservar varios días en la nevera sin problemas.

INGREDIENTES


6 Huevos

2 Latas de aún en aceite, o al natural

6 o 7 Cucharadas colmadas de salsa de tomate. Si es casera mejor. 

Lactonesa o mayonesa para cubrirlos

Sal

PREPARACIÓN

Empezamos por cocer los huevos. Los ponemos en un cazo con agua del grifo y los cocemos unos 12 minutos desde que empiece el agua a hervir. 

Los sacamos y los ponemos con agua fría para que pierdan temperatura.


Los pelamos y los cortamos por la mitad, como vemos en la foto.


Les retiramos las yemas. Reservamos tres medias yemas para decorar y el resto las utilizaremos para el relleno.


En un plato ponemos las yemas, con el atún bien escurrido y con la salsa de tomate.


Con un tenedor mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea. Probamos y le podemos añadir un poco de sal o  más tomate, según nuestro gusto.


Con una cucharita repartimos el relleno sobre los medios huevos.


Les damos la vuelta y los colocamos, boca abajo,  en la fuente donde los vayamos a servir.


Vamos a aclarar la lactonesa o la mayonesa para que no esté muy espesa y se reparta bien sobre los huevos. Le he añadido un poco de leche. Si es mayonesa la podemos aclarar con un poco de zumo de limón y agua. Mezclamos con una cuchara hasta que quede todo integrado.


Aquí podemos ver la textura.


Cubrimos los huevos con la salsa.


Para decorar rallamos  las yemas reservadas con un rallador y metemos la fuente en el frigorífico hasta la hora de tomarlos.



jueves, 21 de septiembre de 2017

LACTONESA O MAYONESA SIN HUEVO


La Lactonesa es una salsa parecida a la mayonesa donde sustituimos el huevo por leche, así la pueden tomar los intolerantes al huevo y también se conserva sin problemas más tiempo que la mayonesa  tradicional, sobre todo en verano que el huevo crudo y el calor son malos aliados. También tiene otra ventaja y es que al no llevar huevo la podemos añadir sin que se nos corte a sopas calientes, caldos etc. 

INGREDIENTES


100 Ml de aceite, de oliva suave, de girasol o mezcla de ambos

50 Ml de leche

Sal

Un chorrito de vinagre o de zumo de limón.

1 Pizca de colorante alimentario, (opcional)

PREPARACIÓN


Con las cantidades que he puesto sale una cantidad de lactonesa no muy grande, si necesitamos más, aumentamos las cantidades pero siempre en la proporción indicada, es decir, el doble de aceite que de leche. Luego, una vez ligada, dependiendo de para que la vayamos a utilizar la podemos querer más espesa, en ese caso le añadimos un chorrito más de aceite y volvemos a batir. Si la queremos más clara, le incorporamos un poco más de leche después de que haya ligado y batimos.

Podemos agregarle sabores añadiendo, una vez ligada, un poco de mostaza, o un poco de wasabi, o un poquito de ketchup, o alguna hierba aromática, o ajo, etc, etc.

Echamos la leche del tiempo, (si está fría se puede cortar), en el vaso de la batidora, le añadimos un poco de sal, inclinamos levemente el vaso e incorporamos el aceite despacio, de forma que quedarán dos capas bien diferenciadas, leche y aceite.


Metemos el brazo de la batidora hasta el fondo.


Sin mover el brazo de la batidora lo ponemos en marcha y veremos como va ligando. Una vez ligado, podemos levantarlo muy despacio, subiendo y bajando para que quede uniforme. En este momento podemos añadir el chorrito de zumo de limón o de vinagre y  el colorante, sólo la punta de un cuchillo que bastará para darle color, sobre todo si se hace con aceite de girasol ya que nos quedaría blanca. Probamos y rectificamos de sal, si procede, o de zumo de limón o de vinagre para ponerla a nuestro gusto.




Si se nos corta, no la tenemos que tirar. Colocamos en otro vaso de batidora limpio un poco de la lactonesa cortada, añadimos aceite con la aceitera que caiga un hilo de aceite despacio. Metemos el brazo de la batidora en el fondo y procedemos como habíamos hecho anteriormente, una vez ligada la lactonesa, añadimos poco a poco la que teníamos cortada y seguimos batiendo hasta que se incorpore toda.



jueves, 14 de septiembre de 2017

FLAN DE ARROZ CON LECHE SIN HORNO




Sin duda, este flan de arroz con leche ha pasado a formar parte de mis dulces preferidos. Desde que lo vi en el blog La Juani de Ana Sevilla, estaba deseando prepararlo y ha superado con creces mis expectativas. Es un flan con una textura cremosa y con ese sabor mezcla de  arroz con leche y flan de huevo, difícil de superar. No dejéis de hacerlo pues es una verdadera delicia.

INGREDIENTES



Caramelo líquido

90 gr. de arroz

1/2 Cucharadita rasa de canela

La ralladura de la piel de medio limón, sólo la parte amarilla

100 Gr. de nata de montar, (35 % de materia grasa)

2 Huevos

700 Gr. de leche

160 gr. de azúcar

Una pizca de sal

PREPARACIÓN (Con Thermomix).  (Al final explicaré la preparación de forma tradicional).

Empezaremos por preparar la harina de arroz. También la venden empaquetada en muchos supermercados. Ponemos el arroz en el vaso. Programamos 40 segundos a velocidad 10. Debe de quedar como si fuera azúcar glas. 


Incorporamos el resto de ingredientes, excepto el caramelo líquido. La leche, la nata, los huevos, la canela, la ralladura de limón, la sal y el azúcar. Mezclamos 10 segundos a velocidad 6. A continuación programamos 12 minutos a 100º y velocidad 4. Seguidamente batimos 10 segundos a velocidad 8.


Mientras tanto preparamos el molde. Le echamos caramelo líquido, lo repartimos por todo el fondo y que que bañen algo las paredes del molde. El caramelo también lo podemos preparar en una sartén poniendo 5 o 6 cucharadas de azúcar y un par de cucharadas de agua dejándolo al fuego hasta que se haga el caramelo, sin que se nos pase, pues sabría amargo.


Cuando termine la Thermomix, vertemos el contenido en el molde caramelizado.


Dejamos que se enfríe, le ponemos un papel film pegado al flan para que no se reseque y lo metemos en el frigorífico unas horas. Yo lo hice una tarde para tomarlo al día siguiente, pero no es necesario esperar tanto tiempo.


Lo desmoldamos y listo para disfrutarlo.


PREPARACIÓN DE FORMA TRADICIONAL:

La harina de arroz, si no la compramos o tenemos una Thermomix o similar para prepararla, la podemos hacer con un molinillo de café.

Ponemos en una cacerola todos los ingredientes, excepto el caramelo líquido. Le pasamos la batidora para mezclar bien todos los ingredientes, hasta que nos quede una masa fina y homogénea. Lo ponemos al fuego no muy alto y vamos removiendo con unas varillas, sin dejar de hacerlo para que no se nos pegue, hasta que se forme una crema como unas natillas espesas. Vertemos la mezcla en el molde caramelizado y el resto es igual que en el proceso con la Thermomix.


jueves, 7 de septiembre de 2017

BIZCOCHO DE NATA DE LA FAMILIA



Pensaba que este bizcocho ya lo tenía publicado, he visto que no y me he puesto en marcha. Este bizcocho de nata es uno de los  que hacía mi madre, utilizando la nata que salía de la leche al hervirla, cuando hace un montón de años traían la leche a casa directamente de la vaca. lo recuerdo con verdadera nostalgia. Como esa nata no la he podido conseguir, lo he hecho con nata industrial del    35 % de materia grasa. No es lo mismo pero os aseguro que queda un bizcocho delicioso. No lleva aceite ni mantequilla, es suficiente con la grasa de la propia nata.

INGREDIENTES


1 Vaso de 250 ml de nata del 35% de materia grasa

1 Vaso de 250 ml  de azúcar. ( Yo no lo he llenado hasta arriba)

2 Huevos

1,5 Vasos de 250 ml de harina de trigo

La ralladura de la piel de 1 limón, (sólo la parte amarilla)

1 Cucharadita colmada de levadura tipo Royal

PREPARACIÓN

Echamos los huevos en un bol y los batimos un rato hasta que blanqueen.


Añadimos el azúcar y mezclamos bien.


Agregamos la ralladura de la piel del limón. Mezclamos.


Tamizamos la harina y la echamos junto con la cucharadita de levadura, poco a poco. Vamos batiendo con la varilla hasta conseguir una masa fina.


Engrasamos y enharinamos las paredes y el fondo de  un molde y vertemos la masa en él.


Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante unos 40 minutos. Como siempre el tiempo es orientativo, depende del horno, del molde etc. Cuando veamos que está dorado a nuestro gusto, lo pinchamos con un palillo y si sale limpio es que está hecho. Antes de sacarlo lo dejamos 5 o 7 minutos dentro del horno, apagado y con la puerta entreabierta.


Dejamos que se enfríe, lo desmoldamos, le echamos azúcar glas por encima y a disfrutarlo.