domingo, 20 de febrero de 2011

EMPANADILLAS DE ACELGAS Y QUESO DE CABRA


Estas empanadillas las podemos hacer fritas o al horno. En esta ocasión las he horneado.



INGREDIENTES:




Para la masa: 450 gr. de harina 1 Vaso de aceite no muy lleno, 1 vaso de agua templada, 2 huevos y sal.


Para el relleno: 1 manojo de acelgas, 1 diente de ajo, aceite de oliva y queso de cabra de rulo.


PREPARACION:


En primer lugar vamos a preparar las acelgas del relleno. Las lavamos, cortamos y cocemos unos 20 minutos en agua con sal. Las sacamos las escurrimos bien y reservamos.

Preparamos una sartén, le ponemos unas 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y 1 diente de ajo sin pelar y al que le habremos dado un golpe para que se abra un poco.


Pasados unos  minutos, añadimos las acelgas y las vamos removiendo de vez en cuando para que pierdan el agua que les quedaba y se rehoguen.


Cuando estén hechas, quitamos el ajo, sacamos las acelgas de la sartén y reservamos.

Preparación de la masa:  Calentamos un poco el aceite y lo echamos en un bol para empezar a hacer la masa, añadimos el agua templada, una cucharadita de sal y la harina.


Amasamos hasta formar una bola y trabajamos la masa un rato. Esperamos a que se enfríe y añadimos un huevo, lo vamos uniendo a la masa, añadimos un poco de harina y hacemos lo mismo con el otro huevo.




Amasamos hasta que quede todo incorporado, añadiendo la harina necesaria para que la masa no se nos pegue a las manos.



Estiramos la masa con el rodillo, cortamos en forma de círculo con un cortapastas o similar.


Rellenamos con las acelgas que teníamos reservadas, y ponemos encima unos trocitos del queso de cabra.


En un bol, batimos un huevo, que nos va a servir para pintar la masa por todo el borde para que se pegue al cerrarla y el resto para pintar las empanadillas una vez formadas.

Doblamos por la mitad para dejarlas cerradas, presionamos con los dedos para sellarlas  y con un tenedor ayudamos a cerrarlas, como podemos ver en la siguiente foto. Es importante que estén bien selladas pues de lo contrario al meterlas en el horno se saldrá el queso al fundirse con el calor.


Preparamos la bandeja del horno con un papel vegetal, vamos colocando las empanadillas y las pintamos con el huevo batido.


El horno lo calentamos a 180º, calor arriba y abajo y metemos la bandeja en el horno unos 20 minutos, hasta que estén doradas. 


Si en vez de hacerlas al horno, decidimos freírlas, no las pintaremos con huevo batido, una vez selladas, calentamos abundante aceite en una sartén y las freímos hasta que estén doradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.