lunes, 7 de abril de 2014

CALLOS A LA GALLEGA


Vamos a preparar una receta contundente, antes de que venga el calor. Unos Callos a la Gallega, me encantan, con unos buenos garbanzos y unas buenas especias. Las especias las podemos poner por separado, pero yo, aprovechando que voy con cierta frecuencia a Galicia a ver a la familia y compro una mezcla que tienen preparada y que venden a granel, especiales para callos que son fantásticas. Las compro en Pontevedra, en una tienda de las antiguas, de toda la vida, que conozco desde hace más de  25 años. Se llama ALIMENTACIÓN J. JUNCAL, en la calle Peregrina. Si tenéis oportunidad compradlas. Si no, podemos utilizar una mezcla de pimienta, nuez moscada, clavo y bastantes cominos molidos.

INGREDIENTES (Para 6 personas)



1 Kg. de mezcla de callos de ternera y un poco de pata también de ternera. Los venden ya envasados y limpios.

3 Chorizos gallegos

1/2 Kg. de garbanzos

1 Cabeza de ajos

1 Cebolla grande

1 Trozo de tocino

1 Cucharada de especias para callos. Si no se tienen, poner pimienta molida, 1 clavo, un poco de nuez moscada y bastantes cominos molidos.

1 Cucharadita de pimentón dulce

1/2 Cucharadita de pimentón picante

1 Trozo de miga de pan

Agua y sal

PREPARACIÓN

La noche anterior ponemos los garbanzos en remojo. Lavamos bien los callos, (los que vienen envasados suelen venir limpios, pero mejor hacerlo), los dejamos también en remojo con el zumo de un limón toda la noche en el frigorífico. Ponemos la olla a presión, calentamos el agua, suficiente para cubrir los garbanzos, añadimos un poco de sal, cerramos la olla y dejamos cocer 1/2 hora desde que salga el vapor.


Comprobamos que están bien cocidos, los colamos y reservamos. El agua la tiramos.


Lavamos los callos, ponemos en la olla agua con los callos, (que queden cubiertos), el trozo de tocino, la cebolla cortada en 2 o tres trozos y la cabeza de ajos, retirándoles las pieles exteriores. Incorporamos un poco de sal. 


Cerramos la olla y cocemos 1/2 hora desde que empiece a salir el vapor. Comprobamos que quedan tiernos, si no, los dejamos un rato más.


Cortamos los chorizos en rodajas de 1 o 2 cm. de grueso.


Ponemos en un mortero los ajos retirándoles la piel, la cebolla, el trozo de tocino, añadimos un trozo de miga de pan, remojado en el agua de cocer los callos.


Machacamos todo.


En la olla donde tenemos los callos, echamos los garbanzos, el chorizo, el contenido del mortero, la cucharada de especias para callos, el pimentón picante y el dulce. Dejamos cocer todo junto unos 12 o 15 minutos con la olla destapada.


El resultado es el que vemos en la siguiente foto. Esta receta no necesita aceite, pues con la grasa de los chorizos y el tocino es suficiente.


Los callos, si los hacemos de un día para otro, quedan más sabrosos, pero los podemos tomar recién hechos, eso si, bien calentitos.


16 comentarios:

  1. La de tiempo que hace no hago callos¡¡¡ y con lo que nos gustan,gracias por recordarmelo, yo les doy un toque de horno y tambien quedan muy ricos, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca los he pasado por el horno, pero seguro que quedan estupendos.
      Saludos

      Eliminar
  2. Seguro que te quedaron riquísimos no hay más que ver la foto ! Aunque vienen dias de calor , aún es tiempo de guisos que hasta el 40 de Mayo no hay que quitar el sayo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que estaban buenos. Aunque haga calor, de vez en cuando un plato de estos, no está nada mal.
      Saludos

      Eliminar
  3. Hoy me voy a tu casa, si es que te queda algo, a comer, bueno mañana, que hoy ya es muy tarde.
    Porque que es que los callos me encantan, a mi y a toda mi familia.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que ya no quedan. La próxima haré mas.

      Saludos

      Eliminar
  4. Pues a mi me puedes dar callos, hasta con 40º a la sombra!! jaja. Eso sí... es cierto, que en invierno apetecen mucho más... así que habrá aprovechar para comerlos ahora que hace tiempo todavía... Y viendo tu receta, me doy cuenta de que hace mucho tiempo, que no los comemos en casa...

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate antes de que haga más calor.
      Saludos

      Eliminar
  5. Que maravilla de plato, que bien hechos se ven esos callos que tienen que estar de muerte, con esas especias que si pudiera me iria volando a esa tienda que tanto me gustan las de toda la vida, para mi son verdaderos tesoros que nunca tenian que dejas de funcionar. Mil besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que esa mezcla de especias les dan un sabor inconfundible, pero haciendo la mezcla que explicó en la receta también salen estupendos.

      Saludos

      Eliminar
  6. Jolin, hablabas de mis callos a la gallega pero los tuyos están que se salen, hijo mìo. Menudo platazo ¿verdad?, con un buen vinito al lado y pan de pueblo, está que se sale de bueno.

    Besines y feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, con un buen vinito y un pan de pueblo cualquiera de los dos, un lujazo. Creo que ambos son muy parecidos.
      Saludos

      Eliminar
  7. Bravo!
    Gracias por la receta. La he utilizado con alguna variante. Como no me gusta el toque ácido del limón en los callos, lo que hice fue hervirlos solos un rato, y quitar esa agua. Luego los cociné con pezuña y oreja de cerdo, además de los vegetales. Y como especias usé las mismas, pero sin clavo.
    Me he puesto de callos hasta arriba!!
    Saludo!

    ResponderEliminar
  8. Y si no puse los garbanzos a remojar que hago?
    Veo que son los mismos tiempos de coción para los garbanzos y para los callos, no se podría hacer junto ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los garbanzos no los pones en remojo no se cuecen bien y te quedarán duros. Una solución de emergencia es comprar un tarro de los que ya vienen cocidos, lavarlos bien y añadirselos al final de todo, cocerlos 7 u 8 minutos con los callos para que se mezclen los sabores.

      Saludos

      Eliminar
    2. Si los garbanzos no los pones en remojo no se cuecen bien y te quedarán duros. Una solución de emergencia es comprar un tarro de los que ya vienen cocidos, lavarlos bien y añadirselos al final de todo, cocerlos 7 u 8 minutos con los callos para que se mezclen los sabores.

      Saludos

      Eliminar

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.