domingo, 5 de julio de 2015

MERMELADA DE LIMÓN


He preparado una mermelada de limón con limones caseros que está deliciosa y es muy sencilla de hacer. Le he puesto la mitad del peso de la fruta en azúcar y me parece un punto ideal de dulce, pero a quien le apetezca más dulce le puede poner algo más. Es una mermelada con un ligero punto amargo, amargor que le proporciona la piel del limón. Espero que os guste.

INGREDIENTES



1 Kg de limones, pesados una vez pelados.

500 Gr. de azúcar

1 Palito de canela (opcional)

PREPARACIÓN

Pelamos los limones y reservamos la piel de la mitad aproximadamente. Si lo hacemos con un pelador, nos saldrá sin la parte blanca, que en todo caso las repasamos y se la quitamos.


Con un cuchillo cortamos la piel que le vamos a añadir en juliana. Si queremos que la mermelada nos salga poco amarga, le ponemos menos piel, si nos gusta más amarga le vamos subiendo la proporción de piel.


Aquí tenemos los limones pelados, con toda la parte blanca retirada.


Los cortamos en trocitos. Al cortarlos les retiramos las pepitas.


Les añadimos el azúcar. Yo he puesto los limones a macerar con el azúcar toda la noche en el frigorífico. Si tenemos prisa podemos eliminar este paso.


Los ponemos a fuego medio en una olla. 


Le pasamos la batidora para triturarlos. No hace falta que quede todo triturado, pueden quedar trocitos, que al cocer se irán deshaciendo.


Le incorporamos la piel de limón que habíamos cortado en juliana. Si hemos decidido ponerle el palito de canela, éste es el momento. Yo no lo he puesto porque no tenía.


Cuando empiece a cocer hará un poco de espuma que retiraremos con una espumadera. Dejamos que cueza a fuego medio alrededor de una hora. Veremos que va espesando hasta conseguir la consistencia deseada. Yo no les pongo ningún tipo de espesante.




Para guardar la mermelada y que nos dure tiempo, la vamos a guardar en tarros de cristal que habremos esterilizado, previamente, poniéndolos a cocer en la olla a presión con agua, destapados, metiendo también las tapas, durante 10 minutos desde que sale el vapor. Los sacamos y estarán listos para usar.

Una vez llenos los tarros de mermelada, los tapamos y los volvemos a poner en la olla a presión, con agua y un paño entre ellos y en el fondo, para que no se golpeen entre si, y los dejamos cocer 15 minutos desde que salga el vapor. Se habrá hecho el vacío y ya están listos para guardar. Eso si, antes tenemos que comprobar que los tarros y las tapas no estén dañados.

7 comentarios:

  1. Ohhh. Qué maravilla de mermelada. Seguro que está deliciosa . Nunca he probado la mermelada de limón, pero me encantan los limones ,asique seguro que me gustaría

    ResponderEliminar
  2. Nunca la he echo ni probado pero seguro me encanta asi que apunto tu receta, un besos

    ResponderEliminar
  3. Ahy que rica por favor, y además de limones caseros, que envidia me has dado con la foto de ese magnífico limonero, desde luego que la mermelada tiene que estar buena no hay más que ver la pinta.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Que delicia de mermelada.
    Tengo la suerte de tener a mi alcance limones caseros, probaré de hacerla.

    ResponderEliminar
  5. Mermelada hecha. Muy, muy recomendable. Yo hiervo la cáscara del limón aparte y luego la troceo e incorporo a la mermelada en el último momento. Cuando comes la mermelada y pillas un trocito de la cáscara, es una explosión de sabor fantástica.
    Te avisaré cuando lo publique en mi blog.
    Un saludo

    Raquel

    ResponderEliminar
  6. Intentaré hacerla, tengo limoneros en mi jardín y siempre he querido hacer mermelada de limón. Parece fácil.

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.