jueves, 11 de enero de 2018

CORVINA AL HORNO


La corvina es un pescado blanco muy sabroso. Esta forma de prepararlo es muy sencilla y queda un plato completo y muy rico. 

INGREDIENTES


1 Corvina. Ésta pesaba algo más de 1 Kg.

2 Patatas

1 Cebolla grande

1 Tomate

1/2 Limón

1 Vasito de vino blanco, (unos 100 ml.). No está en la foto

4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal

Aceite de oliva virgen extra para sofreír las patatas y la cebolla

PREPARACIÓN

Pelamos las patatas y las cortamos como para tortilla. Ponemos aceite de oliva virgen extra en una sartén  y echamos las patatas.


Incorporamos la cebolla cortada en juliana.


Añadimos sal y dejamos que se sofrían a fuego medio hasta que las patatas estén blandas y empiecen a dorarse. Se terminarán de hacer en el horno.


Las escurrimos y las repartimos por la bandeja del horno. Ponemos por encima el tomate cortado en trozos.


Le hemos pedido al  pescadero que la limpie la corvina y la abra en libro, como para hacerla a la espalda. La ponemos sobre las patatas, le añadimos sal y echamos por encima el zumo del medio limón, un chorreón de aceite de oliva virgen extra y el vino blanco.


Un rato antes precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo. Metemos la bandeja y horneamos hasta que esté el pescado hecho. Yo lo tuve 20 minutos, pero el tiempo depende del horno. Cuando veamos que la carne se separa fácilmente con la punta del cuchillo,  estará listo. Si nos pasamos de horno quedará reseca.


jueves, 28 de diciembre de 2017

OLIVADA O TAPENADE, (PATÉ DE ACEITUNAS)



La Olivada es un paté de aceitunas, en este caso de aceitunas negras. He utilizado unas aceitunas de excelente calidad, las llamadas del Cuquillo, proceden de la región de Murcia,  son pequeñas pero con un sabor intenso, su color es más bien morado, están aromatizadas con tomillo y un poco de aceite. Como estas aceitunas tienen un sabor delicioso, he preparado una receta básica para no enmascarar su sabor. Lo importante es utilizar aceitunas de alta calidad. Si queremos intensificar el sabor de este paté, podemos añadirle anchoas, yo en este caso no lo he hecho.

Lo podemos tomar untado sobre una buena tostada. También es estupendo para aliñar ensaladas, poniendo una o dos cucharadas en la vinagreta. Se puede utilizar como salsa para pasta, añadiéndole aceite de oliva para aligerar la mezcla, para acompañar pescados, etc. Probadla y no os arrepentiréis.

INGREDIENTES


350 Gr. de aceitunas negras de buena calidad.

6 Tomates secos

1 Diente de ajo

5 Hojas de albahaca fresca

3 o 4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

Este es el aspecto de las aceitunas del Cuquillo, tal y como las he comprado.


El primer paso es armarse de paciencia y deshuesar las aceitunas ayudándonos de un cuchillo. De las que venden sin hueso no he encontrado ninguna de alta calidad. En media hora quedan todas deshuesadas

Ponemos en el vaso de la batidora las aceitunas deshuesadas, las hojas de albahaca, los tomates secos y el diente de ajo. Trituramos hasta obtener una pasta homogénea. Le añadimos el aceite  y batimos hasta obtener la pasta con la textura que nos guste.



Lo sacamos del vaso y listo para usar. Si lo metemos en un tarro de cristal con tapa nos dura bastantes días en el frigorífico.


Simplemente sobre una tostada está delicioso.



jueves, 21 de diciembre de 2017

BORRAJAS CON PATATAS


En estas fiestas que se aproximan todo son recetas contundentes, de las que se pegan al riñón. Para compensar y desengrasar un poco voy a poner esta sencilla receta, aprovechando que hemos estado en Zaragoza unos días, ya que la borraja se desconoce en la mayor parte de España. Es típica de Aragón, Navarra y La Rioja. No es fácil de encontrar en otras zonas aunque a veces crece silvestre en cualquier campo. Es una verdura con un sabor muy delicado y suave y así, simplemente con patatas, un poco de aceite de oliva virgen extra y sal están deliciosas.

INGREDIENTES

1 Manojo de borrajas

Patatas

Aceite de oliva virgen extra

Sal

PREPARACIÓN

Éste es el aspecto que tienen las borrajas recién compradas.


Tanto las hojas como los tallos están recubiertos de unos pelillos, pero una vez cocidas, no molestan para nada.




Limpiamos los tallos,  retirando las hojas.  Cortamos en trozos de 3 o 4 cm.


Pelamos las patatas y las cortamos en trozos, ponemos agua a hervir con un poco de sal y cocemos todo junto unos 15 o 20 minutos, hasta que veamos que tanto la patata como la borraja están tiernas. Las escurrimos y las servimos. Ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra por encima y listas para comer.