jueves, 11 de octubre de 2018

APERITIVO DE BONITO SECO EN SALAZÓN


Este aperitivo no puede decirse que sea una receta,  de sencilla que es. Lo importante es encontrar una buena materia prima. En la zona de Levante se preparan muchos pescados secos y metidos en sal, con un resultado excelente. Simplemente cortando unas tiritas del salazón y poniéndolas con un buen aceite de oliva a macerar un rato antes de comer y el resultado es estupendo, yo en esta ocasión lo he preparado con unas rodajas de tomate, con unas almendras fritas también está muy rico. Bueno iremos utilizándolo en diversas comidas e iremos viendo las recetas.

INGREDIENTES


Bonito seco salado

Aceite de oliva virgen extra

Tomates

Un poco de sal para los tomates.

PREPARACIÓN

Éste es el bonito que he utilizado


La preparación no puede ser más sencilla, cortamos un trozo del bonito, le quitamos las espinas y la piel y lo cortamos en láminas finas. Las ponemos a macerar un rato antes de comer con un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra. A la hora de tomarlo cortamos los tomates como más nos guste, les ponemos un poco de sal, poca porque el bonito ya tienen sal, le echamos a todo un chorreón de  aceite de oliva virgen extra y a disfrutar.


jueves, 4 de octubre de 2018

FILETES DE LOMO EN SALSA DE LECHE



Los filetes de lomo en salsa de leche quedan muy ricos, es una salsa muy sabrosa y fácil de hacer, además es una receta barata. Los he acompañado con unos champiñones al ajillo, pero se pueden acompañar con unas patatas fritas, asadas al microondas, o con lo que os apetezca en ese momento. 

INGREDIENTES


Filetes de lomo de cerdo, (yo puse unos 800 gr.)

250 Ml. de leche

1 Cebolla

4 o 5 Dientes de ajo

2 Hojas de laurel

3 o 4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta

PREPARACIÓN

Ponemos una cazuela al fuego, echamos el aceite y cuando esté caliente pasamos los filetes, salpimentados,  para que se doren un poco.


Los sacamos y reservamos.


En la misma cazuela y con el mismo aceite echamos la cebolla,  los ajos picados, las hojas de laurel y un poquito de sal, dejamos que se vaya pochando la cebolla a fuego medio, hasta que esté  dorada.


Aquí vemos como queda.


Metemos los filetes de nuevo en la cazuela, añadimos la leche, un poco de sal y dejamos que cueza a fuego lento hasta que los filetes estén tiernos a nuestro gusto.


Aquí los tenemos listos.


Sacamos los filetes, probamos la salsa y rectificamos de sal, si procede. Si queremos la dejamos un poco al fuego para que reduzca. Retiramos las hojas de laurel y trituramos la salsa. Servimos los filetes y ponemos la salsa por encima y el acompañamiento que hayamos elegido, que no se nos olvide un buen trozo de pan para mojar.


jueves, 27 de septiembre de 2018

TARTA DE QUESO "LA VIÑA"


Esta receta es una de las tartas de queso más deliciosas que he probado, la tarta recibe su nombre del restaurante La Viña de San Sebastián, de donde procede. Está considerada como una de las mejores tartas de queso de España. Es una tarta sencilla, sin sofisticaciones, eso si, bien cargadas de calorías. Queda muy jugosa y con toda seguridad, si la probáis, pasará a formar parte de vuestras recetas habituales. Con las cantidades que pongo sale una señora tarta de más de 2 Kg,  está hecha con un molde desmontable de 24 cm de diámetro si la queréis mas pequeña es cuestión de dividir las cantidades de los  ingredientes y poner un molde más pequeño. Está tan rica que no es necesario acompañarla con ninguna mermelada, así, sola está insuperable.

INGREDIENTES


1 Kg de queso crema tipo philadelphia

7 Huevos

500 Ml de nata de montar, (35 % de materia grasa)

400 Gr. de azúcar

1 1/2 Cucharadas de harina.

PREPARACIÓN 

Sencillamente se trata de mezclar bien los 5 ingredientes hasta obtener una crema homogénea, lo podemos hacer con la Thermomix, con unas varillas eléctricas o con unas manuales.

En un bol he puesto el queso y los huevos.


Lo he batido con unas varillas manuales.



Incorporamos  el azúcar y seguimos mezclando.


A continuación la nata y mezclamos.


Por último añadimos la harina. Mezclamos todo bien para que no nos quede ningún grumo. Si es necesario metemos las varillas eléctricas.


Preparamos el molde. Este es de 24 cm  de diámetro y desmontable. Cogemos un papel de hornear, lo metemos bajo el grifo, lo empapamos de agua y lo apretamos con las manos para escurrirlo. Una vez escurrido lo podemos adaptar sin problemas a las paredes y fondo del molde y le dará al lateral de la tarta ese aspecto rústico característico.


Vertemos toda la mezcla en el molde. Levantamos un poco el papel para que no se salga la mezcla al crecer en el horno.


El horno un rato antes lo calentamos a 190 o 200º calor arriba y abajo. Horneamos durante unos 50 minutos aproximadamente,  como siempre el tiempo depende del horno, del molde etc. lo hemos colocado en la parte inferior del horno, en la primera guía. Aquí vemos como ha crecido, luego se bajará al enfriarse. Si vemos que se tuesta demasiado antes de cumplir el tiempo, le ponemos un papel de aluminio por encima.  Ahora,  si movemos el molde bailará la tarta como si se tratase de un flan. apagamos el horno, entreabrimos la puerta y esperamos unos 10 minutos para sacarla. 


Esperamos a que se enfríe para desmoldarla y retirarle el papel. Hay que dejarla reposar unas horas, 2 o 3 como mínimo, para que se asiente  antes de comerla. Yo la hice a última hora de la tarde para  tomarla al día siguiente


Buenísima.