miércoles, 2 de agosto de 2017

BIZCOCHO INTEGRAL DE CÍTRICOS Y FRUTOS SECOS EN PANIFICADORA





Este bizcocho es uno de los que más repito en casa, voy cambiando los frutos secos y cambiando las proporciones de harinas, también  los cítricos, unas veces utilizo sólo naranja, otras sólo limón, o ambos como en esta ocasión, según me apetezca. Resulta un bizcocho con miga densa y  muy aromático pues lleva la naranja y el limón con toda la piel que aportan un sabor fantástico. Hecho en la panificadora es muy cómodo, no hay que encender el horno que con estos calores se agradece y eso si, siempre queda algo más compacto que si lo hacemos de forma tradicional. 

INGREDIENTES


130 Gr. de harina integral

130 Gr. de harina blanca de trigo, (harina normal)

3 Huevos

1 Naranja y un limón de tamaño mediano, ambos con piel

100 Gr. de aceite de girasol o de oliva suave

100 Gr. de leche

250 Gr. de azúcar. Si es integral mejor. Yo puse azúcar blanco

1 Pizca de sal

60 Gr. de nueces peladas

60 Gr. de pasas sin semillas

1 Sobre de levadura en polvo tipo Royal. 

PREPARACIÓN

Voy a explicar la preparación con panificadora, al final pondré la forma tradicional.

Para que las pasas no se nos vayan al fondo del bizcocho, las ponemos en un bol con un poquito de harina, que se embadurnen bien y reservamos.


Lavamos bien la naranja y el limón, los cortamos en trocitos, sin quitar la piel, retiramos las semillas y los ponemos en la picadora de la batidora. 


Trituramos hasta que no se vean trozos  de piel.


Es conveniente sacar la cubeta de la panificadora para evitar que restos de  ingredientes nos caigan fuera y manchen la zona donde están las resistencias. Ponemos en la cubeta el aceite, la leche y los huevos.


Incorporamos el azúcar, los cítricos triturados y la pizca de sal.


Para que los bizcochos salgan más esponjosos, siempre es conveniente tamizar la harina, pasándola por un colador. Ponemos las dos harinas juntas con la levadura y las pasamos por el colador, echándolas en un bol.


Incorporamos las harinas, las nueces trituradas ligeramente con los dedos y las pasas.


Programamos la panificadora. Yo tengo la del Lidl y pongo el programa 10, peso 750 gr. y tostado medio. Un truco para desmoldar mejor el bizcocho una vez hecho y que no se rompa por la parte inferior es retirar las aspas de amasado justo en el momento que deja de amasar y va a empezar a hornear, sólo hay que estar atento y cuando termina la fase de amasado retiramos las aspas con el gancho que viene para ese uso. Cuando esté hecho, sacamos la cubeta y dejamos que se enfríe el bizcocho. Desmoldamos. Si queremos le podemos espolvorear un poco de azúcar glas por encima. 



PREPARACIÓN DE FORMA TRADICIONAL:

Las pasas, las nueces, los cítricos y la harina los preparamos de igual forma que en la explicación con panificadora.

Cascamos los huevos, separando las claras de las yemas. Le ponemos la pizca de sal a las claras y batimos a punto de nieve, añadimos las yemas y mezclamos con suavidad y movimientos envolventes, añadimos el azúcar y mezclamos de igual manera. Vamos incorporando los cítricos triturados, el aceite y la leche, mezclamos con suavidad. Añadimos la harina tamizada con la levadura, mezclamos con movimientos envolventes. Por último incorporamos las nueces trituradas y las pasas, mezclamos un poco. Preparamos un molde engrasado y enharinado, vertemos la mezcla, espolvoreamos un poco de azúcar por encima y horneamos a 180º calor arriba y abajo, con el horno calentado previamente. Estará listo en unos 40 minutos. Como siempre el tiempo dependerá del horno y del molde que utilicemos. Comprobamos pinchando con un palillo para ver si sale limpio. Una vez hecho, apagamos el horno,  entreabrimos un poco la puerta y esperamos 5 minutos para sacarlo. Cuando se enfríe desmoldamos y listo.

miércoles, 26 de julio de 2017

VERDURAS EN ESCABECHE


Desde hace tiempo que las tomamos en un sitio de tapas de Valencia y nos encantaron, estaba con ganas de preparar unas verduras en escabeche. Ha llegado el momento. Sorprende lo ricas que están y podemos aprovechar cualquier verdura que tengamos en la nevera. Yo lo he preparado con las que veremos a continuación, pero igual podía haber puesto judías verdes, espárragos, etc. El truco para que salga un plato delicioso está en dos puntos, uno cocer las verduras por separado para  conseguir que estén todas en su punto, un poco al "dente" y luego hacer el escabeche a nuestro gusto, más o menos fuerte de vinagre.

INGREDIENTES 


Unos ramilletes de brócoli

1 Trozo de coliflor

1 Berenjena

1 Pimiento rojo

2 Zanahorias

2 Puerros

2 Cebolletas

7 u 8 dientes de ajo con piel

2 Hojas de laurel

200 Ml de aceite de oliva virgen extra

125 Ml de vinagre de manzana. Podemos utilizar vinagre de vino, pero entonces poner 100 ml. pues es más fuerte.

100 Ml de vino blanco

100 Ml del caldo de cocer las verduras. (No está en la foto pues todavía no estaba hecho)

Sal

PREPARACIÓN


Todas las verduras las he cocido excepto el pimiento que lo he salteado con un poco de aceite.

Lavamos el brócoli y la colifllor. Los ramilletes de brócoli los pelamos un poco por la parte del tallo, que está mas dura. La coliflor la separamos en ramilletes no muy grandes. Ponemos un cazo en el fuego con agua y un poco de sal y empezamos a hervir las verduras. El brócoli y la coliflor los he puesto juntos. Han estado como 5 minutos, vamos probando con la punta de un cuchillo y en cuanto estén al dente los sacamos y los ponemos en un colador para que escurran. Vamos a utilizar el mismo agua para cocer todas las verduras, pues aprovecharemos parte del caldo resultante.



Mientras tanto pelamos las zanahorias y las cortamos en bastoncitos o, si queremos, en rodajas finas. Las hervimos hasta que estén al "dente". Las sacamos y las ponemos escurrimos en el colador.


Al puerro le quitamos la capa exterior y lo cortamos en cilindros de de unos 4 cm de largo. Los hervimos. Comprobamos que están en su punto, los sacamos y escurrimos. Según vayamos sacando las verduras cocidas y escurridas las vamos colocando en una fuente, Yo utilicé dos pues había bastantes y no conviene amontonarlas.


Repetimos la operación con las cebolletas. Si son pequeñas las podemos cocer enteras, yo las partí en cuartos.


El pimiento pensé que era mejor saltearlo. Lo limpié, quitándole todas las semillas y los nervios blancos, y lo salteé unos 5 minutos en una sartén con un chorrito de aceite. También debe quedar al "dente".



Las berenjenas las vamos a poner con piel. Si queremos, para quitarles el amargor, las cortamos en rodajas de 1 cm. de grosor y las ponemos en un colador con un buen puñado de sal, las tenemos media hora y después las lavamos bajo el grifo. Yo no lo hice pues no tenían pinta de amargar. Las cocemos igual que el resto de verduras, las sacamos y al colador.


Según vamos escurriendo las verduras las vamos depositando en unan fuente.


Los dientes de ajo, los dejamos con piel y les damos un corte como vemos en la foto.


Ponemos en un cazo el aceite, las hojas de laurel y los dientes de ajo, ponemos el fuego medio y lo dejamos hasta que los ajos estén dorados, sin quemarse.


Añadimos el vino blanco, el vinagre y 100 ml del caldo de cocer las verduras, echamos un poco de sal,  mezclamos y dejamos que cueza todo 3 o 4 minutos. Probamos con una cucharita para ver si está a nuestro gusto. Si está flojo le añadimos un poco más de vinagre y si ha quedado fuerte, un poco del caldo de cocer las verduras. Depende del vinagre y del vino que utilicemos. 


Lo echamos sobre las verduras que teníamos en las fuentes y dejamos que repose mínimo 2 o 3 horas. Lo podemos tomar del tiempo o un poco templadas, según nos apetezca. Al día siguiente han cogido más el escabeche y están más ricas.


miércoles, 19 de julio de 2017

PASTEL DE MELOCOTÓN Y ARÁNDANOS



Esta tarta se prepara muy rápidamente, se utilizan pocos ingredientes y el resultado es espectacular de rica que está. Lo ideal es tomarla templada y está superior si la acompañamos con una bola de helado, derritiéndose al calor de la tarta. 

INGREDIENTES



1 Lámina de hojaldre redonda

2 o 3  melocotones, depende del tamaño, éstos no eran muy grandes y puse 3

125 Gr. de arándanos frescos

La ralladura de la piel de un  limón, ( sin nada de parte blanca)

1 Cucharada  colmada de harina

2 Cucharadas colmadas de azúcar integral. También se puede hacer con azúcar blanca.

1 Huevo batido para pintar el hojaldre.

Azúcar glas para adornar.

PREPARACIÓN


Como en casa tenía la lámina de hojaldre rectangular, hice dos pasteles, uno redondo, cortando el hojaldre como se ve en la foto y el otro rectangular con el resto de hojaldre, utilizando el mismo procedimiento.


Los melocotones los vamos a utilizar con piel. No deben de estar muy maduros pues se desharían al hornearlos. Los lavamos restregando la piel con los dedos para quitarles la pelusilla. Los cortamos en gajos de  1 cm. aproximadamente


En un bol, echamos los melocotones cortados, los arándanos, la cucharada de harina, el azúcar y la ralladura de limón.


Removemos con una cuchara para mezclar  todo.


Ponemos el hojaldre sobre un papel de hornear y repartimos la mezcla, dejando al rededor una franja libre de 2 o 3 dedos de ancho. Recolocamos los gajos exteriores poniendo la zona curva como vemos en la foto, con la curva hacia fuera.


Ahora vamos a plegar el hojaldre para darle forma al pastel. Doblamos una primera vez como se ve en la foto.


Vamos haciéndole los plieges.



Apretamos el hojaldre contra la fruta y repasamos los plieges para que no se abra al hornear.


Pintamos el hojaldre con huevo batido y espolvoreamos por encima un poco de azúcar integral.


Un rato antes encendemos el horno. Lo ponemos a 190º calor arriba y abajo. Cuando esté caliente metemos la bandeja en el horno y lo tenemos hasta que el hojaldre esté dorado a nuestro gusto. Yo lo tuve unos 20  minutos.


Lo sacamos, lo dejamos enfriar un poco  y le espolvoreamos un poco de azúcar glas por encima.


Listo para disfrutarlo.