lunes, 5 de diciembre de 2016

CALDO VERDE HECHO CON KALE


En Febrero de 2015 publiqué la receta de CALDO VERDE, que la podéis ver AQUÍ, estaba hecha con col gallega, que entiendo que no es fácil de encontrar fuera de Galicia. Como en casa nos encanta este caldo y lo preparo con bastante frecuencia os voy a dar la solución para sustituir esta verdura. Podemos utilizar KALE, que yo lo encuentro envasado en Mercadona, en una bolsa que ya viene limpio y cortado. El Kale es una verdura que tiene infinidad de propiedades beneficiosas, vitaminas, minerales, etc. La receta es exactamente igual que la anteriormente publicada, únicamente que en vez de la col gallega he utilizado una bolsa de KALE, que no deja de ser una col rizada.

Entre otras tiene las siguientes propiedades:

Es rico en calcio, contiene más que la leche de vaca
Rico en vitamina C, contiene 5 veces más que las espinacas
Rico en vitamina K
Rico en hierro, contien más que la carne de vacuno
Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes
Rico en magnesio, potasio y zinc
Es bajo en calorías y rico en fibra

Aquí podemos ver la bolsa de KALE



Aquí el KALE fuera de la bolsa.


Lo he cortado un poco más, antes de utilizarlo.


La receta no necesita más explicación pues ya viene detallada en el enlace que hay más arriba.

Aquí lo tenéis terminado.



lunes, 28 de noviembre de 2016

RAVIOLIS CASEROS RELLENOS DE QUESO Y ESPINACAS



Esta receta es un verdadero lujo para los amantes de la pasta, eso sí,  lleva un poco de trabajo,  pero os aseguro que vale la pena. Está hecha con pasta casera,  el resultado nada tiene que ver con los que venden precocinados, si los probáis ya no volveréis a comprar los industriales. Una vez metidos en faena, vale la pena hacer bastantes y congelar   los que no   vayamos a tomar. Os dejo los enlaces de preparaciones que vamos a utilizar para esta receta:
                    

INGREDIENTES


1 Masa de PASTA FRESCA

250 Gr. de espinacas congeladas

250 Gr. de queso de untar tipo philadelphia

1 Cebolla de unos 100 Gr.

2 o 3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Salsa de tomate casera. Si queréis, entre los ingredientes de la salsa, echáis unas hojas de albahaca que le dará un toque especial.


Queso Parmesano o Grana Padano para rallar, (no está en la foto)

PREPARACIÓN

Empezamos preparando la pasta fresca, según el enlace que os he dejado. 

He utilizado la máquina de estirar pasta del Lidl. El que no la tenga, con un poco más de trabajo, la puede estirar con el rodillo.


Como la masa debe reposar una media hora envuelta en papel film, para que no se reseque, mientras tanto preparamos el relleno. Colocamos las espinacas en un plato y las ponemos 5 minutos  a máxima potencia en el microondas.


Las depositamos, en un par de veces en un colador y las aplastamos con una cuchara para que suelten toda el agua que llevan. Las reservamos.


Ponemos el aceite en una sartén y pochamos la cebolla bien picada.


Cuando empiece a dorarse, añadimos las espinacas y salteamos todo junto 5 o 6 minutos a fuego medio. Las sacamos de la sartén y dejamos que se enfríen.


Una vez frías le añadimos el queso de untar.


Mezclamos bien hasta obtener un relleno homogéneo.


Enharinamos bien la mesa de trabajo y estiramos la masa como explico en el enlace, hasta llegar al número 3, también la podemos dejar un poquito más gruesa llegando hasta el 4. Como la masa la dividiremos en 4 partes, mientras trabajamos con una, el resto la dejamos envuelta en papel film para que no se seque.


 Sobre una de las láminas de masa colocamos porciones de relleno. A mi me gusta hacerlos grandes, dependiendo del tamaño colocaréis más o menos relleno. Con yema de huevo o simplemente con agua, pincelamos los bordes y también entre las porciones de relleno, para que se pegue la capa superior de la masa.


Colocamos la capa superior.


Con la mano vamos presionando los bordes para que se pegue la masa y se formen paquetitos.


Ahora los cortamos. Podemos hacerlos con un cortapastas o con un vaso boca abajo.


Presionamos los bordes con los dedos para que se pegue bien y con un tenedor terminamos de sellarlos para que al cocerlos no se salga el relleno.


También los podemos hacer cuadrados o rectángulares y aprovechamos más la masa, cortándolos con un cuchillo.


Presionamos los bordes y sellamos con el tenedor igual que en el caso anterior.


Enharinamos un plato o fuente, los dejamos reposar para que se seque un poco la masa. Si queremos congelar parte de ellos, éste es el momento.


Yo los hice a media mañana, y los tapé con un paño de cocina hasta media hora antes de comer, que procedí a cocerlos.  Ponemos abundante agua con un poco de sal en una cacerola  y cuando hierva vamos echando los raviolis, los coceremos durante un minuto y medio o dos. No echamos todos de golpe, lo hacemos por tandas para que no se peguen entre ellos.


Mientras se calienta el agua de cocción, ponemos la salsa  de tomate en una sartén, la calentamos y según vayan estando los raviolis, los vamos echando sobre la salsa y movemos con cuidado para no romperlos, pero que se impregnen bien de salsa.


Los sacamos, los ponemos en el plato o fuente donde los vayamos a servir y les rallamos el queso por encima.


Añadimos un poco de salsa Pesto y los comemos calientes.


lunes, 21 de noviembre de 2016

AREPAS VENEZOLANAS "REINA PEPIADA"



Hace tiempo que tenía ganas de hacer Arepas. Son típicas de Venezuela, también se preparan en Colombia y Panamá. Son muy fáciles de hacer y les podemos poner rellenos según nuestra imaginación. Se preparan con harina de maiz blanco precocida. El más usado es el de la marca P.A.N.  La más famosa en Venezuela es con relleno "Reina Pepiada". El creador de este relleno  fue un tal  Heriberto Álvarez, allá por 1955 y lo hizo en honor a una venezolana llamada Susana Duijm que en ese mismo año fue nombrada Miss Mundo. En el establecimiento que tenían  los hermanos Álvarez, para homenajearla, vistieron de reina a una sobrina de  12 años y la sentaron en el establecimiento en una especie de altar. Un señor que pasaba por allí preguntó que por qué tenían allí a aquella niña, contestaron que para homenajear a la nueva reina de la belleza. Él contestó que era el padre de Susana y que la llevaría al establecimiento y así lo hizo. Le prepararon una arepa con el relleno que luego veremos y le dijeron que esa arepa se llamaría Reina. En ese tiempo, en Venezuela,  a las mujeres con buenas curvas se les llamaba  "pepiadas"  y así se le puso el apellido a la arepa en cuestión.

INGREDIENTES PARA LA MASA (Para 10 Arepas)


2 1/2 Tazas de agua templada

2 Tazas de harina de maíz blanco precocida P.A.N.

1 Cucharadita de sal

1 Cucharadita de aceite o mantequilla derretida.

PREPARACIÓN DE LAS AREPAS

Ponemos la harina en un bol, agregamos la cucharadita de sal y mezclamos.


Echamos el agua templada y el aceite poco a poco. Vamos mezclando hasta obtener una masa suave. La cantidad de agua puede variar algo, por eso es mejor no añadirla toda de golpe. Debe quedarnos una masa suave y que se nos despegue de las manos.


Formamos una bola y la dejamos reposar 15 minutos.


Dividimos la masa en 10 porciones y formamos una bola con cada porción.


Con las palmas de las manos vamos aplanando cada bola hasta obtener una tortita de unos 10 cm. de diámetro y 1,5 cm de grueso, aproximadamente. Si en el borde se agrietan un poco lo podemos corregir mojándonos los dedos en agua y repasándolas. Si pasa eso es señal de que les falta algo de agua. Vamos poniendo las tortitas en un plato y las tapamos con un paño húmedo hasta el momento de cocinarlas.


Ponemos al fuego una sartén grande o una plancha. Le echamos unas gotas de aceite y restregamos por toda la sartén con un papel de cocina, para engrasarla un poco. Ponemos el fuego medio y vamos colocando las tortitas unos 5 o 7 minutos por cada lado. Si queremos, a media cocción podemos poner una tapa a la sartén para que haga el efecto horno y se cocinen mejor por dentro.


Cuando estén hechas, veremos que se abomban un poco y la superficie está dura al golpearla. Las arepas las debemos tomar calientes, recién hechas, así que con antelación tenemos que tener preparado el relleno.


INGREDIENTES DEL RELLENO "REINA PEPIADA"


1 Pechuga grande de pollo

1 Cebolla

1 Diente de ajo

1 Aguacate grande

2 Cucharadas colmadas de mayonesa. (No sale en la foto)

2 Cucharada de aceite de oliva virgen extra

Sal

Zumo de 1/2 limón. (No sale en la foto)

PREPARACIÓN DEL RELLENO


En la receta original cuecen la pechuga en agua con un poco de cebolla, a mi me gusta más filetearla y hacerla a la plancha, queda más sabrosa. Ponemos una cucharada de aceite en la sartén y hacemos las pechugas fileteadas a la plancha, poniéndoles un poquito de sal y pimienta, (opcional).


Las sacamos, cortamos en tiras mas o menos pequeñas y reservamos.


Picamos finamente el diente de ajo y la cebolla.


En algunas recetas ponen la cebolla y el ajo crudos, yo prefiero rehogarlos 5 minutos en una sartén con un poco de aceite.


Pelamos, le quitamos el hueso al aguacate, sacamos la pulpa y con un cuchillo  le damos unos cortes para que quede  en trozos pequeños. Lo ponemos en un bol.


Incorporamos la cebolla con el ajo rehogados, el pollo  y mezclamos.


Añadimos las dos cucharadas de mayonesa.


Mezclamos todo.


Éste es el momento para preparar las arepas en la sartén o en la plancha para poder tomarlas recién hechas. Una vez sacadas de la sartén, las abrimos con un cuchillo hasta la mitad para poder meter el relleno, las rellenamos y listas para comer.